Rincón de Ademuz, fotografía de la manzana esperiega.

En el enclave del Rincón de Ademuz nace la manzana Esperiega, una variedad especial que únicamente se puede encontrar en los árboles de nuestra comarca, y que tiene la particularidad de quedarse helada y congelar el azúcar que tiene en su interior, por ello el reclamo de miles de visitantes hace que se animen repetidamente a volver a probar y a llevarse para sus seres queridos. La manzana Esperiega, las gachas, el puchero, el empedrado, y otros platos típicos del Rincón de Ademuz se fabrican a fuego lento bajo manos expertas y con los conocimientos que nuestros antepasados dejaron de generación en generación.